Las impresiones gráficas se realizarán a pedido en forma unitaria y artesanalmente utilizando medios que garantizan la calidad de la misma, dentro de un marco de severas y limitadas ediciones. Las mismas serán finalmente numeradas y autografiadas por los artistas.

Novedosa y patentada impresora plana ofrece una calidad de impresión fuera de lo común, comparándose su resultado, por su gracia y brillo, con lo más cercano a la litografía. La impresión de las mismas se realizará en cartones para tinta de la firma Hahnemühle, una de las fábricas papeleras más antiguas de Alemania. Como observación emitida por la impresora, la constancia lumínica permanece más de cien años.

La edición esta limitada sólo a 300 ejemplares. Alcanzado este límite, los patrones de impresión serán destruídos. Una futura impresión de la misma edición queda por lo expresado anteriormente descartada.